Transforma tu perspectiva del amor.

Se que muchas personas fracasan en sus relaciones amorosas, hoy en día vivimos más pensando solo en nuestra propia satisfacción que en las necesidades del otro y definitivamente eso nos conduce al fracaso, desde el momento donde decidimos iniciar una relación debemos entender que no se trata de hacerme feliz sino de hacer feliz a esa persona que amo. Si, quizás es contradictorio para todo lo que nos enseñan hoy, pero es que en realidad el amor es más allá que una emoción es una decisión y esta se centra en ser compasivo, paciente, comprensivo, alegre, amigo, cómplice y en entender que cada uno tiene su propio lenguaje de amor, si nos esforzarnos más por dar que recibir seguramente nuestros fracasos serían más aciertos. Al iniciar una relación no pienses en abandonar, no pongas tus expectativas en algo irreal y menos idealices a esa persona, entiende que todos somos imperfectos que no todo te gustará porque cuando la etapa del enamoramiento pase es cuando verás esos defectos que siempre tuvo pero que te pesarán, es mejor aprender que pese a esos defectos lo bueno que tiene es lo que hace peso.

Mantener la relación en el tiempo es la parte difícil, ya que el ciclo amoroso no es constante y hace que mientras el amor romántico comienza con altas dosis de pasión y una creciente intimidad, se vaya transformando en amor compañero dónde baja la pasión, se mantiene la intimidad y aumenta el compromiso. Los besos forman parte de la pasión amorosa, que es el deseo de unirse al otro. Esta etapa dura de poco y, más adelante, se produce una sensación de habituación en la que la sensación de exaltación va sustituyéndose por otra de calma y seguridad, y se va consolidando el apego. Con el paso del tiempo, las personas se habitúan a estar con el otro, a que no falte, y ya no se vive la misma pasión porque hay una mayor seguridad respecto a la relación, aún así, la pasión no desaparece definitivamente, ya que puede reavivarse, incorporando elementos novedosos en la relación.

Muchas parejas no aceptan el cambio de “amor romántico” a “amor compañero” y lo interpretan erróneamente como el fin del amor. Sin embargo, es en este cambio, cuando las pasiones extremas del amor pasional se transforman en las claves verdaderas de una relación duradera, siendo éstas, la comunicación, la ternura, el afecto , la satisfacción, solidaridad, respeto y compañerismo.

Soy una mujer con 12 años de matrimonio y si hago un pequeño resumen pedo decir que ha sido bueno, no somos perfectos cada uno tiene su carácter y diferencias pero hemos sabido llevar este tiempo juntos y transformarlo en una relación solida, hemos aprendido de nuestros errores siendo honestos y solidarios en los momentos difíciles para poder superar los obstáculos, pero creo que entre tantas cosas hay algo que tenemos claro y es que amamos a esta familia tanto que cada día luchamos para mantenerla unida. Se que hay situaciones muy difíciles de superar pero recuperar tu relación es posible si ambos lo quieren. Trabaja en construir cada día conociendo el lenguaje de amor de tu pareja.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo